31 de mayo de 2014

Harry Potter y la Piedra filosofal - JK Rowling

A día de hoy se puede decir que Harry Potter se ha convertido en un clásico de la literatura de fantasía. En principio se trata de una obra para niños (pero no leerlo por esto, es como no comer helado porque se considera que es un alimento infantil). Así que dejémonos de prejuicios y vamos al lío.

La historia comienza con un Harry Potter de 11 años y está pensada para que el lector vaya creciendo con el protagonista, leyendo un volúmen cada año. Por eso, el argumento y la novela van complicándose en cada volumen y este que es el primero puede parecer demasiado simple a algunos lectores.

Personalmente, creo que aún siendo adulto merece la pena darle una oportunidad a esta historia fantástica, que llega a su explendor a partir del tercer libro: Harry Potter y el prisionero de Azkaban.

Dicho esto, centrémonos ya en:

La reseña de Harry Potter y la Piedra Filosofal

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal es la historia de un niño común que a los 11 años descubre que es mago. A partir de ese momento la vida de Harry se divide en dos periodos bien diferenciados, los veranos, aburridos y desgraciados, en casa de los Dursley -sus tíos, que odian todo lo que tiene que ver con lo mágico- y los cursos académicos en los que Harry acude a un colegio de magia llamado Hogwarts y donde aprenderá a controlar sus poderes. Por supuesto, la novela se centra en los segundos, haciendo sólo pequeñas menciones a los primeros, que además suelen ser la parte de cada libro más simple e infantil.

En esta novela se presentan la mayoría de los personajes principales de la saga, y nos informaremos del argumento principal de la misma: Harry, al poco de nacer fue atacado por un mago tenebroso llamado Lor Voldemort, quién después de matar a los padres de Harry fue incapaz de acabar con el niño. En el ataque, Lord Voldemort perdió sus poderes, aunque nadie ha conseguido explicar claramente por qué pudo pasar algo así. Por su parte, Harry prácticamente no tiene recuerdos del suceso, y no es consciente de la existencia del mundo mágico ni de que él mismo es una celebridad en dicho mundo.

En cuanto a los otros personajes están bien construidos, aunque en este primer volúmen un poquito caricaturizados. Como ya he comentado la historia, y con ella los personajes, irá ganando en madurez en las obras posteriores.

La historia comienza con Harry descubriendo su pasado y su naturaleza mágica. A partir de ahí, acudirá al colegio de Hogwarts para aprender magia entre sus semejantes. Además, Harry irá descubriendo que en Hogwarts tienen guardado un artefacto valiosísimo y secreto, que alguién querrá robar. Harry, por supuesto, tratará de impedirlo.

El argumento, como se ve, es un tanto infantil y no tiene más aspiraciones. Sin embargo, es curioso ver como Rowling hace un refrito de mitos e historias que ya conocemos y les da su propia visión contruyendo un mundo paralelo que termina siendo fascinante.

Un librito corto, fácil de leer y que, pese a su inocencia, consiguió entrenerme lo suficiente como para probar con el segundo volumen: Harry Potter y la Cámara Secreta.

Personalmente lo recomiendo tanto para adultos, con una mente abierta que sean capaces de disfrutar de un cuento.

Si se está pensando regalar un libro, a no ser que la persona a la que se va a hacer el regalo sea muy aficionada a la literatura de fantasía, no creo que esta obra sea una buena opción para regalar a un adulto.

Por el contrario sí que me parece un buen regalo para los más jóvenes, pero yo tendría en cuenta lo siguiente.

 Harry Potter y la Piedra Filosofal es un buen regalo para cualquier niño de entre 9 y 12 años. Para niños mayores, este primer libro puede ser problemático y me explico. Un adulto que lee un cuento, sabe que es un cuento y no duda de su madurez. Sin embargo un adolescente, puede sentirse "ofendido" si le regalan un libro para niños. He aquí el conflicto, porque en mi opinión merece la pena leer esta saga se tenga la edad que se tenga y lo mejor es empezar por el primer volumen.
Puedes comprar Harry Potter y la Piedra Filosofal aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario